Tu unica fuente de noticias del Boxeo



Clasificaciones | Calendario | Archivo | Enlaces | Resultados | Foro | Newsletter
 

www.notifight.com 
 
 Notiflash
 
 Resultado
 
 Reporte
 
 Comunicado
 
 Exclusivo
 
 Pesaje
 
 Redactor
 Editor
 Brignone
 Especial
 Cota
 DeCastro
 Invitado
 
 Entrevista
 
 Fotografía
 
 Video
 
 Prensa Internacional
 
 AMM
 
 MuayThai
 
 Boxeo Femenino
 
 WBCLatino.com
 
 PRBBP.com
 
 JoanGuzman.com
 
 AllStarBoxingInc.com
 
 RizzoBoxing.com
 
 SampsonBoxing.com
 
 NicaFight
Archivo




Redactor : Invitado : Last Updated: Mar 12, 2012 - 8:56:53 PM


Sugar Ray Leonard frustró y retiró a Marvin Hagler
Por Chon Romero, romero@notifight.com
Apr 16, 2008 - 11:59:18 AM

Email this article
 Printer friendly page

   

«SUGAR» RAY LEONARD FUE HEROICO REGRESANDO DE CINCO AÑOS DE INACTIVIDAD, PARA IMPONERSE A MARVIN HAGLER, EL MONARCA MÁS ESTABLE DEL BOXEO Y CONQUISTAR LA CORONA MUNDIAL DE LOS PESOS MEDIANOS

Fue la tercera coronación de Ray Leonard en diferentes categorías y en cuarenta combates profesionales celebrados, se batió con los mejores boxeadores de peso wélter a semipesados, comprobando su prosapia, dotada de presteza y escepticismo. Marvin Hagler, aceptó el desafío, confiado en su mejor estado físico y continuidad en la profesión, sin analizar con sus asesores que la prontitud es veneno para cualquiera boxeador fornido o de habilidades en el pugilismo, que fue lo que hizo la diferencia en reto, que todavía es tema de discusión a nivel mundial.

Marvin Hagler nació en Newark, New Jersey, el 23 de mayo de 1954. De aficionado ganó 55 combate y perdió 1. En 1973 ganó el título mediano aficionado de Estados Unidos. Durante todo su recorrido de boxeador aficionado y profesional, fue dirigido y entrenado por los hermanos Pat y Goody Petronelli.      

Invadió el boxeo pagado el 18 de mayo de 1973 en Brockton, Massachusetts, despachando en el segundo asalto a Terry Ryan. El 20 de diciembre de 1975 derrotó a Johnny Baldwin, para ganar el título mediano de Norte América  y lo expuso cuatro veces. 

Obtuvo su primera riña campeonil contra Vito Antuofermo, disputando la corona de peso mediano el 30 de noviembre de 1979 en Las Vegas. La contienda resultó empate y Antuofermo por reglamentos retuvo la corona de las 160 libras.  

  

No fue hasta el 27 de septiembre de 1980 que vuelve a altercar Marvin Hagler por el cetro mundial de los medianos contra el entonces campeón Alan Minter a quien destruyó en tres asaltos en Londres, Inglaterra, para ceñirse el cinturón emblemático de monarca.  

  

Después de exponer su cetro mundial por duodécima vez, surgió la posibilidad de una contienda contra Ray Leonard y después de muchas reuniones de los dos con el promotor Bob Arum, llegaron a concertar el combate, debido a que con Hagler no era tan factible realizar negociaciones.  

Lo dulce de «Sugar» Ray Leonard de boxeador aficionado y profesional

 

   Ray Charles Leonard nació en Palmer Park, Maryland, el 17 de mayo de 1956. De aficionado ganó 165 combates y perdió 5. Entre sus logros de aficionado fue campeón ligero del torneo Guantes de Oro de 1972. Seleccionado olímpico de peso ligero. Campeón del torneo Guantes de Oro de 1973. 1974 1975, 1976, en este último año, también fue campeón wélter júnior de Estados Unidos y obtuvo el torneo olímpico wélter júnior. 1975 ganó la medalla de oro de los Juegos Panamericanos, celebrados en México. En 1976 ganó la medalla de oro de las Olimpíadas celebradas en Montreal, Canadá.  

  

Arribó al boxeo pagado el 4 de febrero de 1977 en Baltimore, discutiendo contra Luis Vegas a quien superó por decisión en 6 asaltos. Finalizando su tercer año en el profesionalismo, reclamó una oportunidad por el cetro de peso wélter en calidad de primer retador. Wilfredo Benítez era el ídolo en aquellos tiempos, un estilista con defensiva superior que por ese dote se ganó el mote de «El Radar». El puertorriqueño poseía el monarcado de las 147 libras, versión Consejo Mundial de Boxeo (CMB).  

  

«Sugar» Ray Leonard conquistó su primera corona mundial en el pugilismo, noqueando técnicamente al puertorriqueño Wilfredo Benítez en 15 episodios, el 30 de noviembre de 1979 en Las Vegas. De monarca wélter del Consejo Mundial de Boxeo, hizo cuatro disputa campeonil.  

  

Después de altercar el título por vez primera contra Dave Green a quien eliminó en 4 episodios el 31 de marzo de 1980, aceptó el reto del panameño Roberto Durán, que le arrebató la corona en una decisión mayoritaria ya que dos de los tres jueces votaron a favor del panameño el 20 de junio de 1980 en Montreal, Canadá.  

  

Fue un combate sin lustre, malo de continuos enlaces, empujones y lucha. Todos los tres encuentros de Leonard y Durán, no llenaron la ansiedad de los fanáticos y se juzgaron de contiendas decepcionantes para el público.  

   

El 25 de noviembre de 1980 es decir cinco meses después, Leonard recobró el título wélter noqueando técnicamente a Durán en ocho episodios en New Orleans. Fue el famoso «No Más» del panameño. «Sugar» Ray Leonard defendió el cetro wélter una vez más contra Larry Bonds y lo eliminó en 10 episodios.  

  

El 25 de junio de 1981 disputó la corona de los superwelter 154 libras versión del Consejo Mundial de Boxeo, contra Ayub Kalule, destronándolo en nueve actos, para ejercer el monarcado de los medianos júnior.  

  

Por no sentirse cómodo en 154 libras, renunció el título y optó por quedarse de campeón wélter. Thomas «Hit Man» Hearns, que representaba el título wélter de la  Asociación Mundial de Boxeo (AMB), no pudieron unificar la corona wélter por problemas surgidos entre las entidades pugilísticas que avalaban su respectivos liderazgo, combatiendo por el cetro wélter del mundo, título creado para el combate campeonil, noqueando Leonard a Hearns en el décimo cuarto asalto en combate épico.  

  

Posteriormente, disputó la corona contra Bruce Finch, el 15 de febrero de 1982 y se retiró por desprendimiento de retina. Retornó el 11 de mayo de 1984 noqueando a Kevin Howard, en nueve episodios y volvió a desaparecer de los cuadriláteros, hasta anunciarse, que discutiría contra Marvin Hagler, la corona de los pesos medianos.

El promotor Bob Arum, concertó la pendencia pugilística entre Marvin «Marvelous» Hagler y «Sugar» Ray Leonard, para el 6 de abril de 1987, en el Hotel Casino Caesar Palace de Las Vegas

    El campeón Marvin Hagler en catorce años de profesional, sólo había perdido dos combates por decisión contra Bobby Watts, el 13 de enero de 1976 y Willie Monroe el 9 de marzo de 1976 con dos empate en su registro de profesional. El primer empate el 26 de noviembre de 1974 contra Ray Seales y el segundo el 30 de noviembre de 1979 disputando el cetro de los pesos mediano contra Vito Antuofermo.

En su larga lista de catorce exposiciones encontramos rivales de la talla de Fulgencio Obelmejías, Vito Antuofermo, Roberto Durán, Juan Domingo Roldán, Thomas Hearns y John Mugabi.  

  

Lo extraño para el mundo del pugilismo fue que «Sugar» Ray Leonard venía de retiro de casi cinco años a pelear directo la corona de los pesos medianos, sin combates previos por consentimiento de la entidad pugilística Consejo Mundial de Boxeo (CMB). En estos cinco años que señalo, Leonard se enfrentó a Bruce Finch, disputando la corona de los pesos wélter del CMB, por última vez el 15 de febrero de 1982 en Reno, Nevada, despachándolo en tres episodios por la vía del nocáut.  

  

Ray Leonard anunció retiro el 11 de septiembre de 1982. Y volvió a intentar el 11 de mayo de 1984, noqueando a Kevin Howard, en 9 capítulos. Esta razón fue el escepticismo que creó en los aficionados de boxeo del mundo la rivalidad contra el invencible campeón Marvin Hagler. Aunque se aseguró en círculos pugilístico que hizo algunos combates ocultos de preparación, antes de enfrascarse con «El Pelón» Marvin Hagler.  

  

Después de interpretarse el Himno Nacional, el anunciador oficial Chuck Hull, introdujo al retador «Sugar» Ray Leonard de registro profesional de 33 triunfos, 1 derrota con 24 nocáut. Calzón blanco con cintas negras y botas blancas.  

  

El campeón mediano del mundo Marvin Hagler con expediente de 62 triunfos, 2 derrotas y 2 empate. Se presentó con pantaloncillo azul con cinturón y franjas blancas con botas blancas.  

  

Para tercer hombre del ring, se designó a Richard Steele, que de inmediato los reunió en el centro del tinglado como es de costumbre, les recordó los reglamentos de peleas de campeonatos, que ya lo había discutidos con los dos en sus respectivos aposentos de espera. Además les agradeció seguir sus mandatos, evitar los golpes prohibidos y protegerse todo el tiempo.  

  

La cita, se oficializó con el primer campanazo que daba inicio a combate que no se creyó realizar por las controversias que desató, debido a que Ray Leonard, no debía estar clasificado en las listas oficial del Consejo Mundial de Boxeo, por estar inactivo casi por cinco años. Y solamente se le dio aval, por su historial pugilístico, cometiéndose injusticias con los demás en lista de espera.  

   

Ray Leonard salió danzando alrededor del campeón Marvin Hagler, que se cuadró con guardia izquierda y el primero en penetrar a la guardia contraria fue el ex-olímpico «Sugar» Leonard, con pesado izquierdazo y el campeón aplicó presión persiguiendo a su oponente, que con latigazos fugaces combinaba nítidos golpes al rostro de Hagler, por más ágil y el campeón se reía, para volver el retador con lances relámpagos sembrarle tres sólidos golpes al rostro.

De la esquina, Angelo Dundee, entrenador de Leonard, le gritaba: «Jab, jab, no olvides el jab». Y con hábil engaño volvió a torpedearle el rostro al campeón Hagler con durísimo derechazo, para responder Marvin Hagler con sólido volado de izquierda su golpe favorito a la zona media, y ser impactado una vez más con prontitud por golpes que entraban como saetas al rostro del campeón, danzando Ray Leonard y moviéndolo por todo el cuadrilátero. Capítulo que otorgué a «Sugar» Ray Leonard.  

 

   Antes del combate en conferencia de prensa Leonard había dicho que tenía que ganar el primer asalto para darse a respetar del campeón Marvin Hagler.  

  

El cantón del retador Ray Leonard estaba dirigido por su entrenador Angelo Dundee y el asistente Jack Morton. La del campeón Hagler por los hermanos Goody y Pat Petronelli.  

  

Los dos esperaron el repique de la campana para el segundo asalto de pie, la misión era férrea y la rapidez de Leonard fue veneno para Hagler en el primer capítulo. Por otro lado los peritos en este deporte les preocupaban la resistencia del ex-olímpico por su larga ausencia de los entarimados de cuerdas.  

  

Ray Leonard, salió de su esquina jabeando que fueron contestados por Marvin Hagler y de inmediato recibió izquierdazo a la velocidad de flecha india en combate planteado técnico e inteligente. Lo extraño fue que este segundo episodio el campeón lo combatió con la guardia a la derecha al igual que Ray Leonard, siendo izquierdo.

Volado certero de derecha de Leonard le advirtió a Hagler ubicarse en su guardia izquierda, para abanicar ambos con el jab, y estrellarse explosivos golpe de izquierda por Leonard ganándose las oportunidades por ser de más presteza y haciendo fallar al campeón Hagler con la derecha.

En enlace voluntario Hagler aplicó repiques de golpes cortos y al separarse recibió reluciente combinaciones de golpes del retador y el campeón concentrado en las zonas medias, para recibir otra retreta de golpes rapidísimos, para terminar el asalto. Otro episodio que califiqué a favor de «Sugar» Ray Leonard.  

  

Saliendo a discutir el tercer asalto, Angelo Dondee, le repetía a Leonard, que no se olvidara de lanzar jab. Pero, esta vez fue Marvin Hagler que aplicó el jab, peleando normalmente de izquierdo. El campeón volvió a estrellar con efectividad su brazo izquierdo, para recibir a Leonard con claras combinaciones a las parte media del cuerpo, luciendo más determinado, para poner las acciones en orden.

Ray Leonard ancló duros golpes al cuerpo, para ser contestado de inmediato por Hagler, que recibió largo jab y dura derecha del retador a la cabeza, para comenzar el campeón a perder la paciencia, e intercambiar durísimos izquierdazos y cerrar el episodio el retador con nítida combinación de tres golpes. Asalto que juzgué parejo.  

  

En el cantón del campeón Hagler, los hermanos Petronelli, le recomendaron, no desesperarse, utilizar más ganchos para las fugaces entradas de su contrario, como aplicar más los golpes sorpresivos volados, para contrarrestar la celeridad de su oponente.  

  

El cuarto acto del combate estipulado para doce, Marvin Hagler salió estrellando derechazo al rostro de Leonard y falló tratando de conectar su volado de izquierda, para recibir las acostumbradas combinaciones de dos o tres golpes del retador, que quiso terminar con golpe a la zona media para llamarle la atención el árbitro Richard Steele por ser bajo.

Marvin Hagler parecía inútil instaurar su estilo en el combate, fallando con su golpe favorito el volado de izquierda que lo hizo famoso, para insistir y llegar con durísimos golpes al cuerpo del retador, y recibir de respuestas tres latigazos al rostro y cerrar una vez más el asalto Leonard con veloz izquierdazo que impactó al campeón de frente. Asalto a favor de Ray Leonard.  

  

En la esquina del retador Ray Leonard, Angelo Dundee, le insistía diciéndole no te olvides del jab. Lo estas haciendo muy bien. No te quedes en las cuerdas y esquinas, trabájalo en el centro del ring.  

  

 Antes de iniciarse el quinto capítulo, se escuchaba estrepitosa animación de los asistentes para el ex-olímpico «Sugar» Ray Leonard.

Al salir de sus esquinas se enfrascaron en intenso y durísimo intercambio de golpes, y claro, la rapidez de Leonard relucía, en el estilo lento de Hagler, que recibía una vez más, combinación de ganchos y rectos de derecha, que comenzaban a frustrar a Marvin Hagler.

El monarca continuaba fallando con su golpe predilecto, que aprovechaba Leonard para repicar sus golpes al rostro y falló con la derecha, para recibir sólido impacto de izquierda de Hagler su mejor golpe del combate hasta ese entonces y lastimó a Leonard, para encimársele y castigarlo con duros golpes variados al cuerpo y la cabeza, estando de espaldas a las sogas y el campeón desbordado aprovechando su mejor momento de la batalla, para torpedear la humanidad de su contrario. Episodio que califiqué a favor del campeón Marvin Hagler.  

  

En el cantón de Hagler sus entrenadores y managers, Pat y Goody Petronelli, le dijeron: «Eso es lo que tienes que aplicar, presión eres el más fuerte y él no llegará con ese ritmo al pacto de la contienda».  

   El llamado para el sexto asalto, Marvin Hagler salió restablecido después de sentirse dominante en el asalto pasado, estrellando lances largos y veloces con entereza. Ambos púgiles con el ojo izquierdo inflamado. El campeón volvió a mortificar al retador con duros golpes al cuerpo, para recibir certera combinación por Leonard y Hagler, azorando con golpes fuertes a media distancia, para desliarse una vez más alegre intercambio de golpes en las cuerdas, donde Leonard falló derechazo que lanzó para remarcar y una vez más aplicar sus repiques de golpes al rostro y la cabeza, en combinaciones continuas que levantaron otra ola de apoyo de parte de los aficionados que coreaban las acciones.  

En las postrimerías del capítulo, el retador ineludible volvió a sembrar sus ágiles golpes aún luciendo cansado. Episodio que califiqué a favor de Ray Leonard.  

  

En las cantones hubo movimientos, en la de Leonard se le dijo: «Sigue usando la inteligencia, como también agilidad, él viene fuerte para los asaltos finales tienes que estar alerta». A Marvin Hagler, se le aconsejó: «Tienes que golpear más a media distancia con golpes a media potencia para ser más efectivo».  

  

El campeón Hagler salió con recio jab iniciándose el octavo capítulo y el árbitro Richard Steele, suspendió el combate momentáneamente para ponerle cinta adhesiva al guante derecho de Ray Leonard.

Al reiniciarse el combate, el campeón aplicó duros jab y torpedeadas al cuerpo, fue entonces que la fortaleza e ímpetu del defensor Hagler, comenzó a diluir la resistencia de su retador, que venía de extensa oxidación pugilística. Leonard, volvió a estrellar sus continuas combinaciones de dos golpes y enlazados, Hagler impactó varios golpes cortos pero efectivos y volvió a la ofensiva golpeando cuerpo a cuerpo a su rival, que lanzaba golpes débiles mostrándose exhausto. Episodio que también otorgué al sostenedor Marvin Hagler.  

  

Respondiendo el llamado del noveno capítulo, Marvin Hagler buscaba con ansiedad a Ray Leonard, que volvió a estrellar lucidas combinaciones de golpes variados, para contestar el campeón Hagler, con latigazo de izquierda al rostro de Leonard, que tratando de contestar sus golpes se perdieron en el vacío y el campeón volvió a aplicar metrallas a las zonas medias, para recibir el poderío letal del retador que estrelló tres combinaciones seguidas, para arrancar otra ovación de los asistentes. Hagler, con sólido volado de derecha, para recibir otra nítida e ineludible combinación del retador, que de inmediato recibió las contestaciones del monarca en episodio de dominio alterno. Asalto que califiqué de empate.  

  

En el décimo episodio Ray Leonard aplicó el jab y lances largos efectivos al rostro del campeón Hagler. Ambos bastantes atenuados, la misión era trabajosa, el arrojo de ambos tratando de llevarse una victoria histórica y de valor profesional. Hagler, buscaba a su rival con largos golpes, para recibir claro castigo con golpes deslumbrantes de parte del retador que cansado sacaba ventaja de tres golpes por uno, en los enfrascamiento de igual a igual y al separarse los punzantes golpes esporádicos de Leonard evitaba las entradas de Hagler a la zona de fuego, para surgir otro divertido contragolpe, sacando ventaja el retador por su condición de ser más ágil. Asalto que califiqué a favor de Ray Leonard.  

  

En el cantón de Ray Leonard, Angelo Dundee, le repetía: «Faltan seis minutos campeón, solamente seis minutos. Sigue el plan y no te olvides de los jab, exhibe celeridad».  

  

El llamado para el decimoprimero episodio, ambos lucían agotados, la campaña había sido ardua y competente y de inmediato Hagler estrelló su volado de izquierda, para recibir desmoralizante combinación de Leonard, por nítida y resplandeciente en el espectáculo, para volver a recibir pesado derechazo e izquierda del campeón Hagler, que también acusó recibir tremendos impactos al rostro por el retador que volvió a repetir la dosis con golpes más certeros, en pleno rostro del campeón, que también estrelló golpes cortos, para cerrar el episodio el retador con repiques elegantes y claros, en la humanidad del entonces paladín Marvin Hagler. Otro capítulo que califiqué a favor de «Sugar» Ray Leonard.  

  

En las esquinas hubo movimientos, en la de Leonard Angelo Dundee le decía, faltan tres minutos. A Marvin Hagler, los Petronelli, le aconsejaron lanza golpes los tres minutos del asalto, tenemos que ganar este episodio.  

  

Para iniciar el decimosegundo y último episodio del combate, los dos se invitaban para resumir la lucida batalla campeonil antes de sonar la campana, que al escucharse, el árbitro Richard Steele, los obligó a darse el saludo protocolar de chocar los guantes en el capítulo final.

Marvin Hagler aplicó sólido latigazo de izquierda volado y Leonard con durísimas respuestas y hablándole a Hagler, que respondió con buen golpe al cuerpo, para hacer relucir la velocidad Leonard con lluvia de golpes al rostro de Hagler, para que una vez más el público unísonos coreaban el nombre de «Sugar» Ray.

Combinaciones de golpes por ambos que lucían muy cansados, pero aún así, Leonard con notables combinaciones y el campeón con seguidos golpes al cuerpo, para volver Ray Leonard, con repiques constantes con admirable prontitud, para terminar el asalto y la refriega, bajo caluroso aplauso de aceptación del espectáculo, que duró más de cinco minutos. Episodio que califiqué de empate.  

  

Ray Leonard, concluido el combate, se desplomó de rodillas en el centro del cuadrilátero producto del intenso agotamiento físico y enorme esfuerzo a que se sometió para combatir doce exigentes capítulos contra el famoso "Pelón" Marvin Hagler.  

  

El anunciador oficial del combate Chuck Hull, ofreció la resolución de los jueces en el siguiente orden. El juez Lou Felippo de Los Ángeles, calificó el combate 115 a 113 a favor de Marvin Hagler. El juez José Guerra de México, votó 118 a 110 a favor de Ray Leonard y el juez Dave Moretti de Las Vegas, Nevada, determinó el combate 115 a 113 a favor de «Sugar» Ray Leonard, para ser declarado nuevo campeón mediano del mundo, por decisión mayoritaria, que significó su tercera coronación en diferentes categorías.  

   

Algunos aficionados comentaron desfavorablemente el atractivo e interesante desafío de Hagler y Leonard, aduciendo de que hubo arreglo, debido a que pocos pensaron que con  larga inactividad Leonard pudiera imponerse al campeón más estable del pugilismo en esos días, sin tomar en cuenta, que Marvin Hagler, fue gran campeón, por dedicado, fuerte, determinado y de pundonor, pero, jamás fue púgil de múltiples recursos en el ring, que fue lo que precisamente lo privó de la victoria esa noche, la celeridad lo confundió y fue tóxico para él en todo el combate.  

  

No pudo eludir las seguidas combinaciones de Leonard y su golpe predilecto que le otorgó ruidosos triunfos no llegaba, fue eliminado por «Sugar» Ray Leonard, a quien no se le puede objetar triunfo impresionante, convirtiéndose, en proeza muy parecida a la que nos ofreció George Foreman, noqueando a Michael Moorer después de 9 años de retiro, para conquistar la corona de todos los pesos por segunda vez, y son triunfos terroríficos, en la historia del pugilismo mundial.  

POSTDATA:- Si alguien disfruta sus ganancias de los tinglados con maestría es Marvin Hagler, que después de su retiro del pugilismo, se fue a vivir a Palermo, Italia, donde se pasea como verdadero rey, es comentarista de boxeo en el idioma italiano y se dice que en el presente habla más italiano que inglés.  

Regresa a Estados Unidos, en eventos pugilísticos destacados y siempre muy bien vestido y acompañado de su esposa italiana. Luce muy saludable y es tanto así, que el que no lo conoció como boxeador, jamás pensaría que ejerció esa profesión.

Ray Leonard, ha explotado su buen nombre pugilístico, como promotor respaldado por la empresa ESPN por varios años y posteriormente en el programa «The Contender» que produce conjuntamente con el actor Sylvestre Stalone, que inició su cuarto año de presentación continúa.  

Leonard es otro, que no ha cambiado físicamente. Mantiene su peso normal y su postura seria de destacado deportista.

Hemos repetido en narrativa, las incidencias del controvertido combate, por pedido de muchos aficionados que siguen pensando que Marvin Hagler ganó el combate. Asistí a   Las Vegas, para esa contienda y fui testigo del triunfo cerrado, pero inobjetable de "Sugar" Ray Leonard.

…¡Incorporemos al Boxeo!…


El autor fue Editor de la prestigiosa y extinta Revista Guantes y actualmente es analista boxístico de HBO en Español. Además, reputado crítico, defensor, narrador de más de mil combates campeoniles, escritor e historiador de boxeo.

FOTOS: ARCHIVO GUANTES MAGAZINE y NOTIFIGHT.COM

Preguntas, Comentarios, Opinión:  romero@notifight.com

Las Opiniones expresadas en esta nota son exclusivas del autor y en ninguna forma representan necesariamente la posición de NotiFight.com o NotiBoxeo.org


 


© Copyright by Notifight.com

Top of Page


www.notifight.com
Buitrago 105, Freshmart 105 en Tailandia
Crawford y Beltrán presentan su duelo
WBC ordena Zulina Muñoz-Mariana Juárez
Beltrán, Kuchle anticipan feroz Jhonny-Arce
O. Chávez pide revancha a R. Álvarez
Prieto aceptaría tercer duelo con Cano
Cano: Tercera con Prieto iría otro empate
Lozano-Vidal el viernes en Tampa, FL
Moreno solicita revancha con Payano
Sasso López en busca de nuevas metas
Payasito: Puedo vencer a T. Kameda
Pacquiao: Siento lástima por Mayweather
Romero
La revolución de los monarcas de peso wélter
¿Tendrá química el agarrón Pacquiao-De la Hoya?
Roy Jones Jr. puede eclipsar a Joe Calzaghe
Ensalada de Guantes con Punición
Los cetros dominan el juicio de la afición
En el boxeo actual no hay mejor libra por libra
¿Podrá Quintana repetir triunfo sobre Williams?
Activistas agraden por la muerte de Cho Hi
¿Qué opina usted: Miguel Cotto o Margarito?
Solo un milagro llevará a Oscar al triunfo
Ibeabuchi y Tua no cumplieron su misión
Única trilogía celebrada en diferentes pesos