• Login

Estrada: me encantaría una cuarta pelea con Chocolatito

image
Matchroom Boxing / 30.November 2022

Juan Francisco Estrada está listo para cruzar las cuerdas para enfrentar a su viejo enemigo Roman “Chocolatito” González por tercera vez, este sábado en el Desert Diamond Arena en Glendale, Arizona, y el as mexicano cree que sus peleas son tan buenas, que hasta podrían regalarnos una cuarta entrega.

La pelea es organizada por Matchroom y será televisada por DAZN.

Estrada (43-3, 28 nocauts) disputará el vacante título supermosca del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) contra el gran nicaragüense, en una deliciosa tercera edición de su rivalidad que comenzó hace más de una década.

El mexicano bajó al peso minimosca para enfrentarse a “Chocolatito” en su primera pelea por el título mundial en noviembre de 2012, y aunque perdió en Los Ángeles por puntos, las acciones de Estrada, que entonces tenía 22 años, subieron después de su actuación y allanaron el camino para el título mundial. La gloria en su próxima pelea en abril de 2013 contra Brian Viloria en peso mosca y luego los títulos de peso súper mosca que defendió con éxito contra “Chocolatito”, en su revancha en Dallas en marzo de 2021.

Una tercera pelea es un regalo de Navidad anticipado para todos los fanáticos de las peleas, ya que ambos hombres esperan continuar donde lo dejaron en su emocionante batalla de Texas, y aunque siempre estarán en demanda para otras peleas en los pesos ligeros, Estrada disfruta de este combate amistoso. tanto con su futuro enemigo del Salón de la Fama que entretendría un increíble cuarto combate.

“Hemos tenido un gran campo de entrenamiento y estoy desesperado por subir al ring para la trilogía con Román”, dijo Estrada. “Estoy feliz y siento que será una gran pelea como las dos últimas”.

“Me venció en 2012 y yo lo vencí en la segunda pelea, así que se podría decir que esta es la decisiva. Puede haber un cuarto como Manny Pacquiao y Juan Manuel Márquez, ¿quién sabe? Tendremos nuestra trilogía, y no sabemos si terminará aquí o no. Vamos a averiguar quién es el mejor, quién liderará en peleas ganadas y si en el futuro, si Dios quiere, hay un cuarto, adelante”.

“La primera pelea fue mi primera pelea en los Estados Unidos, mi primera pelea en el peso minimosca. Era un peso mosca y tuve que bajar para esta oportunidad por el título mundial. Fue una gran pelea”.

“Para ser honesto me sentí bien, pero el peso me afectó. No me sentía fuerte. Pero cuando empezó la pelea, desde los rounds 1 al 12, lo dimos todo. En ese momento, él era el campeón, uno de los mejores peleadores libra por libra y obtuvo la decisión. Yo era un don nadie. Hicimos una gran pelea, sentí que gané esa pelea por algunos puntos, pero lo consiguió”.

“Dada la lucha que pusimos, tuvimos más oportunidades. Peleamos contra Brian Viloria en peso mosca y se podría decir que fue la pelea que me hizo famoso en el boxeo, puso mi nombre ahí”.

“Cuando volvimos a enfrentar a Chocolatito, fue en Super-Mosca. Una vez más, lo dimos todo. Fue una pelea extremadamente dura para los dos. Afortunadamente me concedieron la victoria. Fue una gran pelea y ahora vamos por esa trilogía”.

“Él será un miembro del Salón de la Fama. Es un peleador que ha ganado títulos en cuatro divisiones. Lo respeto como boxeador, y se podría decir que ha tenido una carrera muy diferente a la mía. También he ganado títulos, pero creo que es un gran peleador y en las peleas que hemos tenido. Creo que también se dio cuenta de que no soy cualquier otro peleador y cuando peleemos ahora, decidiremos quién es el mejor”.

“Creo que la amistad fuera del ring es buena. Es importante porque su equipo me invitó a Nicaragua y la pasamos muy bien. Ni siquiera repasamos la pelea anterior ni mencionamos la que se avecina. Nos comportábamos como colegas, amigos, nos quedábamos juntos, comíamos juntos. Todo fue muy normal”.

“Cuando te dicen que vas a pelear contra Chocolatito, ahí hay una rivalidad, pero es deportiva. No es como. "¡Voy a matarlo!" esa es una forma diferente de sentir. Estás más enfocado en tener un buen campo de entrenamiento para poder vencerlo”.

“En el ring diría que es mi enemigo, pero una vez que termine la pelea, nos abrazaremos, saldremos del ring, hablaremos y nos desearemos buena salud y seguiremos nuestro camino”.

“He visto a otros peleadores que llegarán a las manos incluso en el pesaje o en la conferencia de prensa. No me gusta hacer eso y a Román tampoco. Eran diferentes. Mostramos nuestra rivalidad en el ring, y creo que eso es lo que la gente admira y respeta de nosotros”.

“Esta pelea es importante porque es la trilogía contra un peleador que estará en el Salón de la Fama. No hay duda de que esta pelea es la más importante de mi carrera porque imagínate vencer a Román González. No le quitarías nada, pero yo estaría en su posición”.